1 – El Black Bass

Black Bass (Micropterus salmoides) Black Bass

La lubina negra, haro, perca americana o black bass (Micropterus salmoides) es un pez de agua dulce del orden de los perciformes y de la familia de los Centrárquidos, que se caracterizan por tener una aleta dorsal radiada espinoforme y una posterior flexible separada por una muesca. Esta especie es originaria de Norte América. A partir del siglo XX, esta especie se ha introducido con éxito en España y en otras partes del mundo, por lo que hoy es un pez universal. Su expansión artificial en nuevos ecosistemas ha causado serios problemas de supervivencia a otras especies autóctonas.

Morfología

Es un pez de escamas verdosas con manchas oscuras. Su tamaño adulto es de 40 a 50 cm. Es un pez resistente y carnívoro; constituye una presa entretenida para la pesca deportiva por su combatividad.

2 – Materiales de pesca

Vamos a describir en esta parte los materiales más usuales que se suelen utilizar para la pesca del Black Bass. Aunque podréis encontrar distintas variantes en el mercado de todos los elementos aquí bajo descritos, estos suelen ser los más habituales.

Otro punto que deberemos tener en cuenta como en cualquier otro tipo de pesca, son las diferencias de profundidad en las que se encuentra el pez durante todo el año. Pueden estar abajo en el fondo buscando el calor o cobijo, o pueden estar en superficie si allí encuentran alimento o el lugar de pesca no es muy profundo. Además tenemos que tener en cuenta que el Black Bass tiene unas horas durante el día donde su actividad se incrementa considerablemente, y debemos aprovechar este factor para practicar nuestra pesca. Estas horas  de gran actividad suelen ser al amanecer y anochecer de cada día.

Bien, dicho esto pasemos a describir con la mayor brevedad y claridad posible, cual seria el equipo adecuado para poder comenzar a practicar la pesca del Black Bass, y como utilizarlo correctamente.

2.1 – La caña

Existe una gran variedad de cañas disponibles en el mercado, cada una encarada a un tipo o estilo de pesca determinado. En general podríamos decir que el tipo de caña que se utiliza para la pesca y captura del Black Bass debería ser un tipo de caña corta, con una flexibilidad media y de peso ligero. Otro de los factores que nos harán disfrutar más de esta pesca a la hora de elegir una buena caña es la sensibilidad que posea la puntera de la misma, de la cual dependeremos en cada lance para saber el estado de nuestro señuelo, o incluso percibir que el pez esta picoteando el cebo o ya esta completamente enganchado.

Podriamos clasificar las cañas de pesca del Black Bass en dos tipos importantes: las de “casting” y las de “spinning”. Aunque si las tuviéramos delante no notaríamos prácticamente ninguna diferencia en cuanto a peso, longitud y resistencia de las cañas, su principal diferencia radica en la colocación de las anillas. En las cañas de casting, las anillas se colocan mirando hacia arriba y por lo tanto se utilizan un tipo de carretes llamados de bobina giratoria, mientras que las cañas de spinning las anillas las tienen hacia abajo y los carretes son de bobina fija. No vamos a hacer ninguna recomendación de elección de una caña de casting frente a una de spinning, ya que cada pescador es un mundo aparte y como hemos dicho anteriormente las dos son perfectamente validas para la pesca del Black Bass y Lucio tanto desde la orilla como desde embarcación, por lo tanto lo mejor es que vosotros mismos comprobéis su efectividad o manejo en distintas situaciones y elijáis la que más os convenga en cada situación.

Caña de Casting por tramos

Bien, entrando un poco más en profundidad en las cañas, estas suelen estar fabricadas en fibra de carbono o vidrio (como la mayoría de cañas de las distintas modalidades de pesca), ya que son materiales muy resistentes y flexibles, lo que permiten un control del 100% sobre el elemento en si.

Su longitud podría estar comprendida entre 1,60 metros y 2,50 metros (un termino medio seria el ideal para cualquier situación), aunque podemos intercambiar medidas dependiendo de la dificultad de la zona (matorrales, hiervas bajas, obstáculos en el río) para elegir una u otra dependiendo de lo cómodos que nos encontremos en el lugar de pesca. Al mismo tiempo podéis encontrar en el mercado cañas de uno o varios tramos, cuyas principales diferencias son la mejor  facilidad de transporte para las cañas de varios tramos, y la mejor sensibilidad para las cañas de un solo tramo, aunque a día de hoy existen cañas de varios tramos con una sensibilidad prácticamente identica a las de un solo tramo.

Otra parte importante a la hora de elegir una buena caña para practicar la pesca del Black Bass son las anillas, por las cuales se deslizara nuestro hilo una y otra vez. Es de vital importancia que las anillas estén siempre limpias de restos de tierra o cualquier otro elemento que provoque una fricción excesiva en el hilo, por lo tanto deberemos de tener cuidado de tenerlas siempre limpias para evitar roturas innecesarias. Los materiales para las anillas de las cañas de casting y spinning suelen ser los mismos que para otros tipos de cañas, es decir cerámica, siliciocarburo o titanio.

Por último, un factor fundamental a tener en cuenta en la buena elección de una caña para la pesca del Black Bass seria su flexibilidad y dureza. Podremos encontrar en el mercado distintos tipos de cañas con variación de flexibilidad. Esta flexibilidad se traduce también en rapidez a la hora de estirar la picada, por lo tanto podremos elegir entre cañas de tipo Lento (slow) a tipo Ultra rápido (extra fast) variando desde aproximadamente 1/3 de flexión de la caña desde la base a 1/4 de flexión de la caña desde el puntal para las extra rápidas. Cuanta menos flexión necesiten, mayor rapidez conseguiremos con la caña. Por otro lado también podemos elegir cañas con distintas durezas pudiendo escoger desde las duras, hasta las ultra blandas pasando por varios términos intermedios. Como en casos anteriores, deberemos acoplar dicha dureza a las condiciones del lugar de pesca y al tipo de capturas que queramos realizar ese día.

2.2 – El carrete

Podríamos decir que es el segundo elemento más importante después de la caña. Una elección de un buen carrete combinado con un cebo adecuado nos puede hacer ganar más de una captura ese día respecto a nuestros contrincantes (si esque los tenemos).

En principio nuestra principal diferencia a la hora de elegir un carrete adecuado para la pesca del Black Bass, será saber si vamos a utilizar un tipo de caña de casting o de spinning. Como hemos dicho antes las cañas de casting emplean carretes de bobina fija los cuales cuelgan de la caña y recogen el hilo moviendo el tambor arriba y abajo y las de spinning de bobina giratoria los cuales se colocan a la parte de arriba de la caña y su tambor va moviendose de lado a lado para recoger uniformemente el hilo.

Carrete Fijo

Una vez elegido el carrete respecto al tipo de caña a utilizar deberemos también tener en cuenta otras características de los mismos. En primer lugar la velocidad de giro o ratio de giro. Todos los carretes tienen impreso en su bobina el ratio de giro necesario (o vueltas de bobina necesarias) para recoger un metro de linea. Por ejemplo un ratio 3:1 significara que necesitaremos dar 3 vueltas a la bobina para recoger un metro de hilo. Por lo tanto cuantas menos vueltas necesitemos para recoger un metro de linea, más rápido sera dicho carrete. Sera importante saber con que tipo de cebo vamos a pescar para adecuar correctamente el ratio de giro a dicho cebo, ya que dependiendo del cebo deberemos realizar la recogida rápida o lenta para su total eficacia.

Como en otras modalidades de pesca, el equilibrio entre caña y carrete debe estar compensado. Elegiremos un carrete en proporción a las medidas y peso de nuestra caña, estando las proporciones habituales de peso de carretes entre 200 y 400 gramos aprox.

2.3 – El hilo de linea

El hilo es un elemento fundamental en su elección para un buen acondicionamiento a las características del lugar de pesca. Deberemos intentar reducir su visibilidad mediante la elección de su color y composición adecuándolo a las características del río o embalse. También deberemos comprobar las irregularidades u obstáculos del terreno para adecuar su resistencia a estos.

Existen varios tipos de hilos para practicar la pesca del Black Bass, pero en definitiva son los mismos que podemos emplear para otros tipos de pesca. Entre estos podemos destacar el hilo trenzado, el fuorocarbono y el monofilamento.

Hilo trenzado: Se compone de distintas fibras trenzadas unas con otras (de ahi su nombre), lo cual le confine una mayor resistencia que otros tipos de hilo del mercado. Por lo tanto utilizaremos este tipo de hilo en lugares donde hayan muchos obstáculos, maleza, ramas o troncos en el agua donde podamos rozar nuestro hilo y desgastarlo.

Hilo de fluorocarbono: Es un material muy nuevo que también se utiliza en otros tipos de pesca como el carpfishing. El compuesto de este hilo es un polímero de fluórido de carbón sintetizado y su principal característica es que tiene una capacidad de refracción de la luz casi nula, lo cual lo hace “invisible” para los peces en el agua. Tiene gran resistencia a la abrasión y a los rayos ultravioletas de sol, por lo tanto es un tipo de hilo de larga duración aunque de baja flexibilidad.

Hilo de monofilamento: Es el típico hilo de nylon de toda la vida utilizado en la mayoría de tipos de pesca. Existen diversos compuestos que ofrecen una mayor o menor resistencia a la abrasión, pero no llegan a ser nunca tan resistentes como los hilos trenzados o de fluorocarbono (contando siempre que tengan el mismo diámetro ambos).

3 – Los señuelos o cebos

Entramos en el apartado posiblemente más complejo dentro de la pesca del Black Bass, no por ser difíciles de encontrar o de utilizar, sino por la inmensa variedad de señuelos distintos de distintas marcas y materiales que existen a día de hoy en el mercado.

Como no podemos explicar todos los cebos que existen hoy por hoy ya que se nos haría eterno, haremos una breve explicación de de los distintos tipos más importantes que nos podemos encontrar.

En primer lugar tendríamos los vinilos:

Estos tipos de cebos se caracterizan por ser blandos y muy flexibles. Particularmente pienso que son los más utilizados por la gran mayoría de pescadores de Bass, ya que su versatilidad y manejo son inigualables frente a otros tipos de cebos del mercado. También debemos contar que las posibilidades de éxito de este tipo de cebos frente a otros de otras características serán casi siempre mayores en escenarios difíciles o en los que el pez no este muy activo, dado que de forma natural, posiblemente el Bass pueda encontrar alimentos que se asemejen muchísimo más a un cebo blando que a una Rapala por ejemplo. Dentro de los vinilos los más usados serian las lombrices y los tubos. Las lombrices como su nombre indica tiene forma de lombriz y pueden estar compuestas de una o varias colas que cuelgan del cuerpo alargado. Por el contrario los tubos tienen más forma de un calamar o chipirón y al contrario de la cola de la lombriz, estos suelen tener varios filamentos colgando de su parte trasera que al moverse en el agua, provocan una excitación al pez con el rastro del movimiento que van dejando a su paso.

Tubo de viniloLombriz de vinilo en montaje Texas

Ambos cebos son adecuados a cualquier época del año, de ahí su versatilidad de la que hablábamos anteriormente. La forma más habitual para pescar con este tipo de cebos es dejarlos caer hacia al fondo una vez realizado el lance, y después ir recogiendo con pequeños tirones haciendo que suba un poco del fondo para después volverlo a dejar caer de nuevo. Así sucesivamente hasta conseguir atraer la atención del Bass.

Para el montaje de este tipo de cebos podemos utilizar plomos de tipo bala o no (dependiendo de lo largo que queramos realizar el lance o si existe vegetación en el fondo del lugar de pesca) y el tipo de montaje que realizaremos sera el Texas clásico (con punta exterior o escondida)

Plomo de tipo Bala

En segundo lugar tendríamos los señuelos duros:

Este tipo de señuelos son los vulgarmente conocidos como rapalas. Son imitaciones autenticas de distintos peces y con distintos movimientos dependiendo de la utilización que le queramos dar al cebo.

Tenemos dos grupos distintos de rapalas que serian los poppers y los de arrastre. La diferencia estriba principalmente en la forma de recogida de los mismos y su movimiento en el agua. Los poppers tienen una concavidad en su parte delantera que al tirar de ellos provocan un pequeño ruido que les da su nombre “pop”. En accion de pesca lanzaremos nuestro señuelo unos metros más allá del objetivo y después de esperar un tiempo a que calmen las olas provocadas por su caída, iremos dando tirones secos que provocaran el ruido especifico de este tipo de cebos.

Poper

Por otra parte tenemos los señuelos de arrastre, cuya principal característica son los bandazos que van dando en el agua de forma desigual y que crean una provocación frente al pez. En acción de pesca realizaremos el lance y dejaremos reposar el señuelo unos segundos para después apuntar nuestra caña hacia el agua. Una vez en esta posición iremos dando golpes de muñeca a la vez que recogiendo hilo en el carrete. Esto provocara unos movimientos bruscos característicos de este tipo de pez artificial.

Señuelo de arrastre

Una característica a tener en cuenta cuando utilicemos este tipo de señuelos es no anudarlos directamente, sino que debemos utilizar un emerillon o hacer la conexion con la linea con el nudo rapala. Tambien deberemos revisar periodicamente el afilado de los anzuelos de estos señuelos, ya que de su efectividad dependera el que podamos clavar más o menos piezas.

Nudo Rapala

Por último tendriamos los señuelos buzzer o zumbadores:

Como su nombre indica, este tipo de señuelos emiten un zumbido al rodar las hélices que llevan arrastrandolo por la superficie. Podemos encontrar distintos modelos en el mercado pero los más comunes son en forma de “V” del que cuelga un anzuelo con plomada que tiene varias tiras de silicona pegadas a el en forma de patas o plumero.

Buzzer

Como podeis imaginar es un cebo que provocara mucho ruido y llamará la atención hasta al Bass más cauto. Deberemos emplearlo cuando los peces se encuentren activos en superficie.

Debido a que su peso haria que se hundiera y este cebo está considerado de superficie, deberemos comenzar a recojer hilo tan pronto hayamos realizado el lance, haciendo breves paradas entre recogida y recogida de hilo. La caña siempre permanecera alta ( a unos 75º respecto el agua) para su mejor recogida y movimiento.

4 – Montajes y Técnicas de pesca

Posiblemente este sea el apartado con más precisión y en el cual debemos tener mayor atención si queremos tener un dia de pesca productivo. La realización de un buen montaje y la perfecta ejecución de la técnica de pesca que queramos emplear en ese momento nos darán ventaja frente a otros pescadores que no realicen al 100% estas dos funciones.

Al ser el Black Bass un animal astuto y dificil de engañar, es aún más importante si cabe una buena colocación del cebo para poder presentarlo lo más naturalmente posible. La ejecución de una buena técnica de pesca hará el resto del trabajo.

Como es un apartado muy extenso para desarrollar aquí, y todos sabeis que una imagen vale más que mil palabras, vamos a concluir este pequeño reportaje con una serie de vídeos de los amigos de www.depredators.com en los cuales podremos ver dos técnicas de las más utilizadas en la pesca del Black Bass:  El Drop-Shot  y  El Split-Shot.

En esta serie de vídeos, podreis ver desde el montaje completo de una línea para la práctica de ambas técnicas, como el desarrollo en acción de la misma.

 

Pincha en la técnica para entrar a ver sus vídeos

 

 

Técnica Split-Shot

 

Esperamos que os haya gustado este pequeño reportaje y practiqueis todas las técnicas aprendidas en el mismo. Podeis dejarnos vuestros comentarios en el foro de la web o en la noticia de la página principal.

Bibliografia:

Wikipedia

http://www.bassmadrid.com/

http://www.depredators.com/

 

Un saludo

Team Pardo